Chelva celebró San Antón a rempujones

Por Manolo Portolés

Levante-EMV 24/01/2013

CHELVA

Durante el fin de semana la fantasía recorrió las calles de la Villa de Chelva, recientemente distinguida como “Bien de Interés Cultural” (categoría de Conjunto Histórico), para celebrar la festividad de Antón Abad y su tradicional Cuentantón; un festival de narrativa oral que acumula dieciséis ediciones.

 El sábado a las ocho de la noche en la Plaza Mayor, tras el encendido de las hogueras, comenzaba la festividad de San Antón. Centenares de vecinos acompañan al grupo “El ball de San Vito” en su recorrido por los barrios históricos de Chelva (morisco, árabe y judío), y al calor de las hogueras, escenificaban cuentos y relatos que ensimismaban a mayores y pequeños. La comitiva que se detiene en decenas de hogueras que iluminan las calles de esta Villa, lo hace especialmente en las puertas de una de las ermitas más hermosas de nuestra comunidad, Santa Cruz (siglo XIV), que antes fue mezquita y que conserva cierto aire enigmático. En su pequeña plaza al calor de una enorme hoguera los Cuentacuentos trasladan al público, con la palabra, a lejanos y mágicos mundos, para regresar con alguna moraleja que arranca el aplauso y la sonrisa de todos. Finalizado este recorrido del Cuentantón, los vecinos preparan la cena en la lumbre de las hogueras… chuletas, tocino, embutidos de la zona y otros productos de la comarca, que regados con buen vino y en excelente compañía, facilitarán “la quema” de los malos recuerdos del año bisiesto.

La magia de las palabras va dejando paso a necesidades más humanas como el reencontrarse los unos con los otros, y a las 12 de la noche, de nuevo todos a la Plaza Mayor, pero esta vez acompañado de la rondalla “Benacatacera” para de nuevo dar otra vuelta al pueblo, pero a rempujones; una vieja tradición de este pueblo donde jóvenes y no tan jóvenes taponan con sus cuerpos sus calles más angostas, un bello recorrido repleto de pequeñas fuentes. Así, los vecinos acaban empujándose “cariñosamente”, mientras gritos y risas compiten con las coplas de la rondalla. Algún que otro coscorrón ocurre, que sana inmediatamente con el agua milagrosa, fomento de amistades, que es la mistela o la cazalla y una “pastica”; y a seguir rempujando hasta la Plaza Mayor que hay verbena.

Las hogueras palidecen durante la madrugada del domingo, aunque algunas se reavivan para el almuerzo previo a la bendición de los animales y mascotas de los vecinos de esta histórica Villa que es Chelva, donde el padre Vicente Mares en su mágica obra “La Fénix Troyana” (1681), al hablar de la población del universo dijo “es muy verosímil que Adán y Eva estuviesen en España y en los montes de Chelva”.  Finaliza el domingo con carreras de sacos, juegos populares, cucañas… la recogida de la ceniza y a casa que hace frío.

Enlace: http://www.levante-emv.com/comarcas/2013/01/24/chelva-celebra-festividad-san-anton-rempujones/969023.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: