El valle de Ahillas, arte y viñedos

untitledManolo Portolés, CHELVA

A menos de una hora de Valencia, y en uno de los pulmones de “La Serranía”, se encuentra la aldea de Ahillas. Un lugar pintoresco, de visita obligada, para los amantes del arte y del vino. La aldea con menos de una docena de habitantes en invierno, la mayoría artistas, realiza desde hace once años la exposición “Arte en Ahillas” durante las pascuas, y en esta ocasión hasta el día 28 de abril. Ese día a las 20 horas cerrara sus puertas la presente edición ubicada en la antigua escuela de Ahillas. Un edificio que perdió su condición de colegio rural, muchos años atrás, cuando a aldea quedó con un par de habitantes. Sin embargo, la llegada a su territorio de artistas de diferentes disciplinas y el regreso los fines de semana de vecinos, familias y amigos, hicieron revivir la aldea de Ahillas. Y gracias a la Asociación de Vecinos, los artistas de la localidad y el ayuntamiento de Chelva, en cuyo término se encuentra este pequeño paraíso, la escuela se convierte durante la semana santa en sala de exposiciones y degustación de vinos.

En la XI edición de “Arte en Ahillas”, participan artistas afincados en la aldea, como las pintoras Léa Berger (Niza, Francia), Concha SanJuan (Chelva), Rachel McClure (Inglaterra), Lynda Haldane (Escocia) y Terri Lindbloom (Florida, EE.UU.), los escultores Jean-Guy Lattraye (Niza), Ángel Herrero (Madrid), Miguel Navarro (Valencia), Stewart Love (Escocia) y Paco Sainz (Portugalete), que fue el primero de los artistas que colonizaron el valle de Ahillas. La XI edición de “Arte en Ahillas” tiene como artistas invitadas a las pintoras Ampa Goeppl, Alba Solaz y Asun García. Además, de la Asociación de Vecinos que organiza la exposición, colaboran ediciones “La Imprenta”, Ayuntamiento de Chelva, “Charcutería Juan José Martínez”, y la bodega de Ahillas “Terra d’Art”.

Así, se une a la actividad artística sobre el valle de Ahillas, una bodega joven “Terra d’Art” (comenzaron su actividad hace 10 años), familiar, de vinos ecológicos (el consumo de químicos es cero), artesanales y únicos, que incluyen la variedad autóctona de La Serranía “Merseguera” (viñas viejas de 60 años que dan “Flor de Ahillas Blanco”). Un lugar protegido del viento que crea un microclima en el valle de Ahillas, y permite crecer en sintonía sus viñedos de montaña, en régimen de secano estricto, entre 850 y 1.200 metros de altitud, cualificando a sus vinos de una identidad propia. Además del tinto (13,6 grados), blanco (11,2 grados) y rosado (10,6 grados), otro vino “Finca El Maldito” rinde homenaje al hombre que cultivó durante su vida, llegó a los 104 años de edad, las parcelas donde se asienta la bodega “Terra d’Art”, que finalizó su construcción hace unos meses. La bodega, con una capacidad de producción de 10.000 botellas, dispone de visitas guiadas de la mano de sus enólogos, los hermanos Martínez Palmero, Casandra y Juan José, con cita previa los sábados y domingos (www.bodegasterradart.com).

PUBLICADO en LEVANTE-EMV

http://www.levante-emv.com/comarcas/2014/04/26/ahillas-art-i-vinyers/1104579.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: