La Fénix Troyana nº 120. Chelva y la Unesco

PORTADA 120 V4 web

Chelva y la Unesco

En París, el miércoles 19 de junio, durante la 31ª sesión del Consejo Internacional de Coordinación (CIC) del Programa Persona y Biosfera (MaB) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se aprobó la declaración de tres nuevas Reservas de la Biosfera en España: La Siberia (Badajoz, Extremadura), Valle del Cabriel (Aragón/Castilla-La Mancha/Comunitat Valenciana) y Alto Turia (Castilla-La Mancha/Comunitat Valenciana). Con estas nuevas reservas, España cuenta con un total de 52, que ocupan el 12 % de su territorio, y se convierte con las nuevas incorporaciones en el país con el mayor número de espacios protegidos a nivel mundial; le siguen los Estados Unidos con 47 reservas, Rusia con 41 y China con 33.

Pertenecer a una Reserva de la Biosfera de la Unesco, como corresponde a Chelva en la del Alto Turia, supone un compromiso con la conservación del patrimonio, la diversidad biológica, el aprovechamiento tradicional de los recursos y las costumbres locales de cada territorio, y todo ello para contribuir a mejorar la calidad de vida de las poblaciones autóctonas y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, según indica el Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España.

Para los 4.500 habitantes de la Reserva Alto Turia (Aras de los Olmos, Benagéber, Chelva, Titaguas y Tuéjar, en la comarca La Serranía; Casas Altas y Casas Bajas, en la comarca de Ademuz; y Santa Cruz de Moya en Castilla La Mancha), más los 6.500 que pasamos en ella (67.080 hectáreas) diferentes periodos del año, felicidades por esta nueva insignia, y en especial, entre otros, a la Mancomunidad del Alto Turia por todo el trabajo desarrollado en estos últimos años, junto a los ayuntamientos de la comarca, para conseguir esta nueva distinción.

El patrimonio y la historia forman parte importante de nuestra revista y en este número conoceremos las diferentes campañas arqueológicas realizadas en los últimos años en el edificio de La Posada, hoy conocido como Palacio Vizcondal de Chelva; desde los adobes ibéricos (siglos V-III a.C.) hasta la azulejería barroca del siglo XVIII, son más de 2.300 años de historia sobre el mismo emplazamiento. Y también podremos leer, entre otras muchas noticias, sobre el corral de la Villa, La Dula, un recurso patrimonial asociado a la ganadería que fue abandonado durante años y ahora es puesto en valor.

Este ejemplar de La Fénix Troyana, que comienza con la visita poética a la aldea de Ahillas, sale a la luz cuando ya han finalizado las fiestas patronales de Chelva; pero sobre ellas dedicaremos parte del próximo número que editaremos en el mes de diciembre. Hasta entonces, buena suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: